Volumen 79 N° 1
Año 2014

REV CHIL OBSTET GINECOL 2008; 73(6): 362-369
Trabajos Originales

Factores asociados al uso de anticonceptivos en estudiantes de enseñanza media de la comuna de Temuco

Guiselle Fetís N.1, a, Luis Bustos M.2, b, Fernando Lanas Z.3, Bernardita Baeza W.4, a, Juan Contreras R.c, Esteban Hebel N.c, Constance Marucich B.c
1Departamento de Obstetricia y Ginecología, Universidad de la Frontera, Temuco, 2Departamento de Salud Publica y CIGES (Capacitación, Investigación y Gestión para la Salud Basada en la Evidencia), Universidad de la Frontera, Temuco, 3Departamento de Medicina Interna y CIGES (Capacitación, Investigación y Gestión para la Salud Basada en la Evidencia), Universidad de la Frontera, Temuco, 4Departamento Pediatría y Cirugía Infantil, Universidad de la Frontera, Temuco.

aMatrón(a), bProfesor de Matemáticas, cInterno(a) de Medicina, Universidad de La Frontera.

Resumen

Objetivo: Conocer la práctica sexual de los adolescentes en la comuna de Temuco, uso de anticonceptivos, razones de no uso y factores relacionados. Método: Estudio de corte transversal. Se utilizó muestreo por conglomerados, estratificando proporcionalmente por tipo de establecimiento en 698 estudiantes. Se aplicó un cuestionario anónimo y autoadministrado. Resultados: El 35,4% manifiesta haber tenido alguna vez relaciones sexuales, la edad de inicio promedio en mujeres fue 15,5 años y en hombres 14,3 (p=0,000), de éstos el 37% manifiesto haber usado un método en su primera relación sexual. El 17% de los estudiantes refiere actividad sexual actual, 41,9% en mujeres y 58,1% en hombres, diferencias significativas (p=0,013); de este grupo, el 51,2% usa algún método anticonceptivo (p=0,000). Entre las razones de no uso destacan: relaciones sexuales imprevistas, "no se le ocurrió", vergüenza de solicitarlos en farmacias o consultorios y falta de dinero para adquirirlos, falta de conversación con la pareja y percepción de invulnerabilidad frente a un embarazo. Conclusiones: Se observa tendencia a la disminución del inicio precoz de las relaciones sexuales; asimismo ausencia de protección anticonceptiva en la primera relación sexual. El uso de métodos anticonceptivos es mayor a lo reportado en otros estudios chilenos; factores relacionados con la pareja y la conversación con profesionales de salud se asocian al uso, mostrando el rol de los agentes de salud en la prevención de riesgos en la salud sexual y reproductiva.

PALABRAS CLAVE: Anticoncepción, adolescencia, actividad sexual

Summary

Objective: To know sexual practice of adolescents in the commune of Temuco, use of contraceptives, rela-ted reasons of nonuse and factors. Method: Cross section study. A sampling by conglomerates was used, stratifying proportionally by type of establishment, obtaining 698 students. An anonymous and self adminis-trated questionnaire was applied. Results: 35.4% declare to have had sexual relations, the average age of beginning in women was 15.5yearsand in men 14.3 (p=0.000) and, of theseonly 37% declare to have used a contraceptive method in their first sexual relation. 17% of the students refer to having sexual activity at present, 41.9% in women and 58.1% in men, being this statistically significant differences by sex (p= 0.013); of this group, 51.2% use some contraceptive method (p=0.000) Some of the reasons for not using, we can emphasize: unexpected sexual relations, "it was not thought of", shame to ask for them in pharmacies or doctor's offices and lack of money to acquire them, lack of conversation with the partner and perception of being invulnerable against a pregnancy. Conclusions: A tendency is observed to the diminution of precocio-us beginning of sexual relations in adolescents, also absence of contraceptive protection in the first sexual relation. The use of contraceptive methods is greater than those reported in other Chilean studies, factors related to the partner and conversations with health professionals are associated to their use, relieving the roll of health agents in the prevention of risks of sexual and reproductive health.

KEY WORDS: Contraception, adolescence, sexual activity

INTRODUCCIÓN

Durante los últimos veinticinco años las conductas sexuales de hombres y mujeres se ha modificado como resultante de los cambios socioculturales, entre los cuales destaca la tendencia progresiva a la disminución de la edad de la primera relación sexual coital en adolescentes. En Chile, la población entre 10 y 19 años asciende en el 2002 a 2.702.541, correspondiendo al 17,9% de la población (1), hecho por el cual estos cambios conductuales en este grupo etéreo constituyen una problemática de salud pública, ya que están expuestos a riesgos tales como el embarazo precoz, aborto y enfermedades de transmisión sexual como el VIH (2,3,4).

De acuerdo a estudios chilenos se observa que tanto hombres como mujeres tienen un inicio sexual precoz y una tendencia a la disminución de la brecha entre géneros, relacionado con el nivel socioeconómico y educacional de los jóvenes (5-10). Respecto de los métodos anticonceptivos usados por adolescentes existe una baja prevalencia, siendo el preservativo uno de los más usados en los estratos socioeconómicos altos (9,11,12). Esto se ha traducido en que a estas edades se produzcan embarazos no planificados. En la ciudad de Te-muco se ha observado en adolescentes, un inicio sexual precoz (13), sin embargo, no existen reportes en el ámbito de la anticoncepción.

En nuestro país se observa que la natalidad ha tenido un significativo descenso desde el año 1990 a la fecha, alcanzando la tasa de fecundidad en el 2004 a 1,9 hijos por mujer. Esta reducción del número de nacidos vivos se ve reflejada especialmente en mujeres entre 20 y 29 años, sin embargo en las menores de 15 no existe esta tendencia (14). La tasa de fecundidad en 2004, en menores de 20 años fue de 48,8/1000 mujeres, superando la región de la Araucanía este promedio nacional con una tasa de 50,8/1000 mujeres. Asimismo el porcentaje de hijos de adolescentes (padre y madre menor de 20 años) en nuestro país ha aumentado en la última década, desde un 24,2% a 32,3% del total de hijos de adolescentes, lo que impacta negativamente en términos sociales, educacionales (15) y económicos, en especial en el grupo de menores de 15 años, donde el embarazo constituye un grave riesgo por alteración de la dinámica familiar, discontinuidad de estudios y daños en la salud mental de las niñas debido a eventuales abusos sexuales (16). Todo lo anterior señala que el ejercicio de la sexualidad y el proceso reproductivo en los adolescentes chilenos es un importante problema de salud pública, que debe ser conocido previamente para establecer políticas que permitan controlar especialmente el embarazo no planificado.

El objetivo de este estudio es conocer la práctica sexual de los adolescentes, el uso de anticonceptivos y los factores relacionados, en la comuna de Temuco, IX región, Chile.

MATERIAL Y MÉTODO

Estudio de corte transversal. El instrumento utilizado para recolectar los datos de esta investigación se construyó en base a un estudio cualitativo realizado en estudiantes de enseñanza media de la comuna de Temuco y publicado en 2002 (17). Con los resultados de esta investigación se elaboró un instrumento de medición el cual fue validado por expertos, luego se aplicó en estudiantes de establecimientos educacionales municipales, particular subvencionado y uno pagado. El cuestionario estructurado y autoadministrado incorpora, entre otros, las dimensiones actividad sexual, uso de anticonceptivos y conocimiento de éstos. Se aplicó de mutuo acuerdo con los directivos de los establecimientos educacionales, quienes autorizaron su aplicación previa consulta al Centro de Padres y Apoderados. Todos los escolares firmaron consentimiento voluntario, previamente aprobado por el Comité de Ética de la Facultad de Medicina de la Universidad de La Frontera. Para garantizar la confidencialidad de las respuestas, se solicitó anonimato de los estudiantes quienes respondieron sólo en presencia de los encuestadores.

La población fue estratificada por orientación educacional (Científico-Humanista y Técnico-Profesional), en cada estrato la unidad primaria de muestreo fue el curso y el número de estudiantes fue proporcional al tamaño de éstos.

Para el cálculo del tamaño muestral se realizó previamente un estudio piloto para estimar la pre-valencia de actividad sexual actual (18,5%), estimando un efecto de diseño de 1,68 considerando un 95% de confianza, precisión 3,5%, definiéndose una muestra de 698 estudiantes.

El ingreso de los datos se realizó con el programa Epi-lnfo 6.0 y para el análisis estadístico Stata 9.0. Las proporciones se compararon con la prueba de Chi cuadrado o prueba exacta de Fisher, según correspondiera. La comparación de los promedios se efectuó con la prueba t de Student. Se consideró como significativo un p<0,05.

RESULTADOS

Características generales: De los 698 estudiantes que participaron en este estudio, 50,4% pertenecen a establecimiento particular subvencionado, 34,1% a municipal y 15,5% a particular pagado. Los estudiantes cursan primero a cuarto año medio, siendo su edad promedio de 16,2 ±1,4 años, de los cuales el 53,8% son mujeres. El 6,3% dice tener trabajo remunerado. El 50,1% se identifica con la religión católica, el 29,2% con la evangélica, el 14% con ninguna y el resto con otra religión. El nivel educacional del padre, madre y tutor(a) se concentra principalmente, en educación media y básica, encontrándose alrededor de un 10% de padres y 10% de madres que tienen educación técnico-profesional o universitaria. Al consultar la calificación asignada a la relación con sus padres, los estudiantes asignan a la relación con su padre nota promedio de 5,5 ±1,6 y de 6,1 ±1,3 la relación con su madre (escala 1-7).

En el aspecto familiar, los participantes tienen un número promedio de hermanos de 2,3 ±1,8, el 69,5% vive con sus padres, el 17,8% vive sólo con su madre, el 4% con el padre y el resto con otros parientes o personas. La situación ocupacional del padre corresponde en un 76,4% a trabajador, un 15,8% cesante y el resto, jubilado, no trabaja o se desconoce. El 39,7% de las madres trabajan fuera del hogar y en el caso de los tutores, el 42,8% trabaja y el 12,2% está cesante.

Los temas íntimos (relaciones sexuales, vida en pareja o anticonceptivos) son conversados frecuentemente, con sus amigos o compañeros (66%), con su madre (44,1%), con su pareja (22,4%), con su padre (20,4%); porcentajes inferiores a 12% con los profesores, profesionales de salud y sacerdotes o pastores. El 38% de los jóvenes ha participado en algún programa de educación sexual, calificándolo con nota promedio de 5,6.

Relaciones de pareja: Del total de la muestra, 119 estudiantes refieren actividad sexual actual (17%), de los cuales el 41,9% son mujeres y 58,1 % hombres, diferencia estadísticamente significativa (p= 0,013), siendo en su mayoría procedentes de colegio municipal y particular subvencionado. De este grupo, el 73,8% usa algún método anticonceptivo (Tabla I).

La edad promedio de inicio sexual fue de 15,5 años en las mujeres y 14,3 años en los varones. Al estratificar por tipo de establecimiento, la diferencia de la edad promedio de inicio sexual según sexo resultó estadísticamente significativa en los establecimientos municipales (p=0,0002) y particular pagado (p=0,046), siendo más precoces los particulares subvencionados y los varones (Figura 1).

El 65% de los jóvenes refiere tener actualmente pareja, con un tiempo de relación promedio de 1,4 ±1,2 años. De los estudiantes que han tenido relaciones sexuales, el 50,6% tiene actualmente actividad sexual.

Al analizar la variable "relaciones sexuales alguna vez" por sexo, tipo de establecimiento y curso, se encontraron diferencias estadísticamente significativas (p=0,000), del total que había tenido relaciones (243) un 66,3% eran hombres y un 33,7% mujeres, siendo principalmente particulares subvencionados (49,8%) y colegios municipales (41,6%) a diferencia de los estudiantes del particular pagado que manifiestan actividad sexual sólo en un 8,6%.

Métodos anticonceptivos: El 37% de los estudiantes refiere haber usado algún método anticonceptivo en su primera relación sexual, observándose mayor uso de condón y anticonceptivos orales. Porcentajes menores usaron coito interrumpido, método natural (calendario, temperatura, Billings) y dispositivo intrauterino (Tabla II). Los estudiantes refieren obtener información de métodos anticonceptivos principalmente de los amigos, los padres y los profesores, en menor proporción se informan de la televisión, otros medios como libros y revistas, como también de consultorios de salud y radio. Porcentajes marginales refieren el internet y la iglesia. Los participantes tienen mayores referencias de anticonceptivos tales como condones, pastillas, inyecciones y esterilización, teniendo menos antecedentes del método de Billings. Plantean que los métodos más seguros son condón, esterilización, pastillas e inyecciones. Menor seguridad le atribuyen a métodos como el dispositivo intrauterino, los espermicidas, el coito interrumpido, ritmo y Billings (Figura 2). De los estudiantes con actividad sexual el 51,2% usa método anticonceptivo actualmente. El 96,8% de los encuestados conoce los objetivos para utilizar un método anticonceptivo tales como: evitar el embarazo, las infecciones de transmisión sexual y el aborto. Ellos califican con nota promedio de 5,2 ±1,2 sus conocimientos sobre métodos anticonceptivos (escala 1 -7).

De las razones de no uso los jóvenes más de una causa, entre ellas refieren las relaciones sexuales imprevistas (51,6%), "no se les ocurrió" (26,2%), falta de conversación con la pareja (21,4%), percepción de invulnerabilidad frente a un embarazo (16,4%), vergüenza de solicitarlos en farmacias o consultorios y falta de dinero para adquirirlos (10,7%) Porcentajes menores a 10% presentan razones relacionadas con accesibilidad, falta de conversación con los padres y percepción de incomodidad de los métodos. El 73,6% de los jóvenes refiere tomar la decisión de usar el método anticonceptivo junto a su pareja.

Al relacionar diversas variables con el uso actual de método anticonceptivo, se observa que la condición de tener pareja, la actividad sexual, la comunicación con la pareja y con profesionales de salud y el tipo de establecimiento resultaron estadísticamente significativos (Tabla III). El resto de las variables estudiadas no se vieron asociadas estadísticamente.

DISCUSIÓN

Entre los hallazgos más importantes de este estudio llama la atención los cambios conductuales que ha tenido nuestra juventud en relación con la actividad sexual coital como también el uso de anticonceptivos durante la última década.

Destaca la distribución porcentual de actividad sexual coital que en los hombres alcanza un 66,3% y en las mujeres un 33,7%. Respecto de la edad de inicio sexual encontrada en este estudio se observa una tendencia a la disminución (15,5 años en mujeres y 14,3 años en hombres) al comparar con cifras de los trabajos realizados en Chile por el CONASI-DA e INJUV (6,7,9,10), en los cuales se mencionan promedios de 16 años en varones y cercano a los 18 años en mujeres.

Asimismo, en esta investigación el 51,2% de los estudiantes con actividad sexual usa métodos anticonceptivos (preservativos, pastillas e inyecciones), porcentaje mayor que lo encontrado en los reportes de Millán y cois (5), Lavín y cois (11), y CEMERA (12) entre los años 1995-1998 y similar a lo informado por González y cois en 2007(18). A pesar que los jóvenes tienen conocimiento de los MAC, no se encontró una prevalencia alta de uso en la primera relación sexual (37%), al igual que en los trabajos de SERNAM, Lavín y cois (11) y CEMERA (12), en los cuales se reportó una prevalencia de uso entre el 25 y 41,7% en la Región Metropolitana, asociando su uso a factores personales como la edad y el nivel de escolaridad.

Se observó que los adolescentes están informados en relación a cómo protegerse de los riesgos, sin embargo, la decisión de usar un anticonceptivo es postergada. Entre las razones de no uso, al igual que en el trabajo de Millán y cois (5) y los estudios anteriormente mencionados (12,13), los adolescentes refieren la espontaneidad de las relaciones sexuales, el desconocimiento de los métodos y la creencia de que no los necesitan. En esta investigación destaca el hallazgo de la prioridad que los estudiantes le asignan, como razones de no uso, a las relaciones sexuales imprevistas, "no se le ocurrió", falta de conversación con la pareja, percepción de invulnerabilidad frente a un embarazo, vergüenza de solicitarlos en farmacias o consultorios y falta de dinero para adquirirlos, lo cual concuerda con los resultados de otros estudios de la ciudad de Temuco (13,17,19). En una publicación reciente de González y cois (18), se menciona como una de las razones de no uso anticonceptivo el temor a ser descubiertos por los padres.

Se encuentran como variables asociadas al uso, el apoyo de los padres, disponibilidad y conocimiento de los métodos, comunicación con la pareja y profesionales de salud. En relación a esta última variable nuestro trabajo difiere de lo reportado por INJUV donde encontraron que el 51% de los jóvenes consulta a profesionales de salud en nuestro país (10), probablemente debido a que en nuestra investigación sólo participaron menores de 20 años, en quienes la responsabilidad de la orientación en sexualidad sigue estando principalmente en la madre, el padre y los profesores. En relación con la información obtenida desde los profesionales de salud, los adolescentes sólo describen un 5,8%, lo cual probablemente sucede debido a las dificultades en el acceso de los adolescentes a los servicios de salud. No se encontraron otras variables que se relacionen con el comportamiento anticonceptivo de los adolescentes.

CONCLUSIONES

Los resultados obtenidos dan cuenta de los cambios sociales experimentados por los jóvenes, quienes han aumentado paulatinamente en los últimos años sus posibilidades de acceso y conocimiento en relación con el uso de anticonceptivos. Aún los estudiantes no se están protegiendo del embarazo no deseado en la primera relación sexual. Es recomendable realizar intervenciones más precoces y efectivas a nivel escolar y familiar que aborden los aspectos psicosociales involucrados en las motivaciones que tienen los adolescentes, y de esta forma generar cambios de actitudes y conductas hacia una sexualidad segura y protegida.

 

AGRADECIMIENTOS: A la Universidad de La Frontera por el tinanciamiento otorgado para la ejecución de este Proyecto de Investigación (DID-UFRO IN 0107).

Bibliografía

  1. INE. "Censo de Población y Vivienda". Impresión Alborada S.A., Chile, 2002.
  2. Florenzano R. "EL ADOLESCENTE Y SUS CONDUCTAS DE RIESGO". 22 Ed. Santiago, Chile: Editorial U. Católica Chile, 2002;46-49.
  3. FAMILY HEALTH INTERNACIONAL 2000, Network en español;20(3):4-9.
  4. Ministerio de Salud. Política Nacional de salud para adolescentes y jóvenes, Chile, 2000.
  5. Millán T, Valenzuela S, Vargas N. Salud reproductiva en adolescentes escolares: conocimientos, actitudes y conductas en ambos sexos en una comuna de Santiago de Chile. Rev Méd Chile 1995;123(3):368-75.
  6. INSTITUTO NACIONAL DE LA JUVENTUD (INJUV). II Encuesta Nacional de Juventud. Jóvenes de los 90: el rostro de los nuevos ciudadanos. Editorial Intera-mericana 1É Edición. Santiago de Chile, septiembre 1999.
  7. CONASIDA. Estudio nacional de comportamiento sexual. Gobierno de Chile, Ministerio de Salud, 2000. Hallado en: http://www.conasida.cl/docs/documentos/comport/com-port.pdf
  8. López Stewart C. Grupo asesor en adolescencia y sexualidad, Red de encargados/as de adolescencia de los servicios de salud. Atención amigable para adolescentes en establecimientos de atención primaria. Orientaciones técnicas. Diciembre, 2004.
  9. INSTITUTO NACIONAL DE LA JUVENTUD (INJUV). III Encuesta Nacional de Juventud. Editorial Interame-ricana. Santiago de Chile, julio 2001.
  10. Ministerio de Planificación, Comité Intergubernamental en Juventud. Instituto Nacional de la Juventud. CHILE SE COMPROMETE CON LOS JÓVENES. Plan de Acción en Juventud 2004. Hallado en: http://www.mi-eplan.cl/admin/docdescargas/centrodoc/centrodoc_ 3.pdf
  11. Lavín F, Lavín P, Vivanco S. Análisis de las conductas sexuales de los adolescentes, Región Metropolitana. Documento de trabajo N° 53 SERNAM. Facultad de Medicina Universidad de Chile. Santiago de Chile, 1997.
  12. González E, Luengo X, Sandoval J, Molina T, Caba F. Estudio comparativo de factores familiares y personales en adolescentes consultantes por embarazo y anticoncepción. Rev Soc Chil Ginecol Infan Adolesc (SOGIA) 1998;5(2):42-8.
  13. Fernández L, Bustos L, González L, Palma D, Villagrán J, Muñoz S. Creencias, actitudes y conocimientos en educación sexual. Rev Méd Chile 2000;128:574-83.
  14. Donoso E. Descenso de la natalidad en Chile: un problema país. Rev Chil Obstet Ginecol 2007;72(2):73-5. 
  15. Molina M, Ferrada C, Pérez R, et al. Embarazo en la adolescencia y su relación con la deserción escolar. Rev Méd Chile 2004; 132(1 ):65-70.
  16. Molina R, Molina T, González E. Madres niñas-adolescentes de 14 años y menos: Un grave problema de salud pública no resuelto en Chile. Rev Méd Chile 2007; 135(1):79-86.
  17. Fétis G, Vásquez O. Uso de métodos anticonceptivos en estudiantes de enseñanza media de la comuna de Temuco. Rev Méd Sur 2002;24(1):23-32.
  18. González E, Molina T, Montero A, et al. Comportamientos sexuales y diferencias de género en adolescentes usuarios de un sistema público de salud universitario. Rev Méd Chile 2007;135(10):1261-9.
  19. Baeza W, Poo F, Vásquez P, Muñoz N, Vallejos V. Identificación de factores de riesgo y factores protectores del embarazo en adolescentes de la novena región. Rev Chil Obstet Ginecol 2007;72(2):76-81.

Observaciones

Trabajo financiado por Proyecto de Investigación DID-UFRO IN 0107.

Imágenes

Tabla I. Frecuencia de relaciones sexuales actuales según sexo, uso de método anticonceptivo y tipo establecimiento, Temuco, Chile 2002.

Figura 1. Edad promedio de inicio sexual según sexo estratificado por tipo de establecimiento. Temuco, Chile 2002.

Tabla II. Uso de métodos anticonceptivos según relaciones sexuales. Temuco, Chile 2002.

Figura 2. Percepción de seguridad y referencia de los métodos anticonceptivos que tienen los estudiantes. Temuco, Chile 2002.

Tabla III. Uso actual de método anticonceptivo según variables estudiadas. Temuco, Chile 2002.